Decoración rústica en un mundo urbano

El mundo de la gran ciudad a menudo puede ser muy implacable. El estrés es una forma de vida. Entre el ajetreo y el bullicio del trabajo y los compromisos sociales, sin mencionar cosas como navegar por calles concurridas repletas de tráfico matutino o cuidar a los niños, la relajación rara vez es una opción. ¡Y eso en un buen día!

Lo primero que deberás hacer cuando se propongas redecorar tu espacio vital es elegir bien tus batallas. Por ejemplo, la decoración rústica puede ser tu idea de un sueño de diseño de interiores hecho realidad, pero si tienes hijos, la habitación de tu hijo adolescente probablemente no sea el mejor lugar para expresar tu estilo rural (al menos no sin su cooperación voluntaria) .) También es posible que desee comenzar poco a poco y trabajar de dentro hacia afuera, especialmente si no estás viviendo solo o sola, ya que esto le dará a las personas con las que vives el tiempo suficiente para acostumbrarse a la nueva apariencia, en lugar de ver toda su casa repentinamente ocupada por un tema rústico.

Un baño o dormitorio de invitados es el lugar perfecto para comenzar tu trabajo aplicando una decoración rústica. Particularmente en el caso de un baño, tendrás un pequeño espacio para trabajar con el que podrá mojarse los pies, por así decirlo, y practicar un poco con el diseño rústico sin tener que preocuparse por abrumarse.

Además, los baños y las habitaciones son algo menos importantes en el gran esquema de cosas que, por ejemplo, una sala de estar o dormitorio principal. Esto significa que si su diseño no resulta exactamente como lo pretendía, puede darle otra oportunidad sin interrumpir la vida de los demás.

La decoración rústica tiene que ver con los pequeños toques. Por ejemplo, el uso de molduras de madera natural en lugar de molduras pintadas, y el uso de colores de tonos tierra pueden contribuir en gran medida a dar a una habitación una sensación cálida. Incluso algunos accesorios pequeños, como un paragüero de estilo rústico en el vestíbulo, una maceta con plantas aquí o allí, una pequeña pieza de bordado con un simple mensaje de bienvenida o un simple dicho, serían una excelente adición a su decoración rústica.

Cualquier cosa que agregue un aspecto natural y haga que el espacio sea atractivo seguramente funcionará bien. Una vez que haya completado su primera habitación, habrá (con suerte) aprendido un poco más sobre el diseño rústico y qué aspectos del estilo rústico le convienen mejor. ¡Entonces deberías poder llevar lo que has aprendido y expandirte a salas más grandes!

Ir arriba